LOS REPORTAJES DE FOTOS PARA BODAS

fotografo-bodas-toledo

Nuestro colaborador que és fotógrafo de bodas en Toledo, nos va a contar en que consiste el trabajo de un fotógrafo de reportajes de fotos para bodas es un clásico, también encargada de captar Bautizos y Comuniones, algo que suelen denominar como “reportaje social” y que ha vivido diferentes etapas, con sus consiguientes cambios y evolución. El día de tu boda será increíble pero pasará muy rápido, es por eso que el reportaje de fotos les servirá para inmortalizar momentos irrepetibles, para guardar un recuerdo inolvidable lleno de emociones. Tres, dos, uno… ¡sonríe!

¿QUÉ ES EL REPORTAJE DE FOTOS PARA BODAS?

Un reportaje fotográfico es algo esencial que no puede faltar el día de una boda, realizar las fotografías de un evento de tal magnitud puede causar algo de miedo por la responsabilidad que supone, pero si salen bien, el resultado serán imágenes únicas que quedarán para siempre en la memoria y en los álbumes de una familia. Así que, si te han propuesto ayudar en la realización de un reportaje de boda o quieres dedicarte a ello se debe contar con un servicio de total profesionalismo para así lograr que el día sea capturado por completo.

 

 Escenas importantes para el reportaje de fotos para la boda

  • Las Partes de una Boda

Para que nada te sorprenda o te tome desprevenido, es importante saber bien lo que irá pasando durante el día. Para ello, lo mejor es hablar con los novios y que te cuenten cómo van a organizar la boda y si habrá momentos ‘fuera de lo común’ o sorpresas que quieren que sean fotografiados para el reportaje.

  • La Ceremonia

Probablemente, la situación más difícil fotográficamente hablando. Por norma general, aunque siempre hay excepciones, dispondrás de poca luz y de poca libertad de movimiento. Es esencial que cuando los novios se ponen los anillos captes bien las fotografías ya que es el momento crucial de la ceremonia.

  • El Banquete

El fotógrafo principal de la boda, debe olvidarse de disfrutar del banquete, más de una vez deberá levantarse corriendo para pillar un beso, la entrega de un regalo o unas lágrimas emocionadas. También  debe Pensar en recorrer las mesas para hacer las fotos que tanto gustan (y que tan poco originales son). De nuevo, será necesario el flash externo y si puedes rebotarlo al techo para que la luz no sea directa, mejor que mejor.

La segunda parte del banquete es la fiesta, en esta nueva situación, volveremos a nuestro problema de la falta de luz. En esta ocasión, además deberás luchar contra luces de colores, puedes combatirlo con el flash o puedes aprovecharlo para conseguir fotografías originales.